domingo, 28 de diciembre de 2008

Carta a Oriente Próximo (Por Lucio)


Ningúna parte

A fecha de XX de Diciembre de XXXX



Estimado pueblo israelí:

Me lleva a escribirte un profundo sentimiento. Este sentimiento es el conjunto de otros muchos, como la vergüenza, el dolor, la rabia y el ánsia de justicia. No, en absoluto es la misma justicia que vosotros aplicas al palestino y el miedo que sembráis en todos aquellos países que comparten frontera con el tuyo.
No eres más que un egoísta asesino. Tú comportamiento no difiere de el de un niño con capacidad para matar. Un niño al que le dan un arma de asalto y le dicen "A todo aquel que te incomode, dispárale". ¿Quién da a su hijo un arma? Un padre muy irresponsable. ¿Quién es tu padre? Los Estados Unidos de América. ¿Acaso podría dudarlo alguien? Tu país es el niño consentido de esa nación imperialista y belicosa. De esa nación que se cree el banco, la comisaría y el juzgado del mundo.
No tienes la más mínima vergüenza. Has convertido las represalias y la venganza en tu desayuno. El asesinato como postre y la mentira como servilleta. Das pena, como cualquier cruel, vulgar y sanguinario asesino.
Has sido el pueblo más castigado a lo largo de la historia y parece que gracias a eso te crees con derecho a castigar al prógimo. Fuiste pisado y esclavizado. Apaleado, gaseado, fusilado, torturado... Todo aquello malvado y cruel que sale del ser humano lo has sufrido. ¿Es que acaso has probado a empuñar el látigo y te ha gustado?

Me das pena

Ya basta de crímenes contra Palestina

Lucio

2 comentarios:

NobleValor dijo...

Se supone que sois el pueblo elegido de Dios y para mí no sois mas que unos demonio. Demonios de buena cara que no recordais vuestro pasados y si lo recordais es solamente para dar pena y justificar vuestra persecución; una persecucion que con el tiempo ya no se convierte en injustificable porque con vuestros hechos le dais sentido.

Maximo

GrUmEtE dijo...

Komo es posible ke el mundo de la espalda? ke mal...